Estrategia Nacional para la Población Gitana


Estrategia para la Igualdad, Inclusión y Participación del Pueblo Gitano 2021-2030

Punto de partida:

El proceso de evaluación de la Estrategia Nacional para la inclusión social de la población gitana en España 2012-2020, cuantificó el cumplimiento de los objetivos marcados para 2020. Teniendo en cuenta las debilidades y fortalezas detectadas en el proceso y los retos para el futuro, se marcó la planificación de la Estrategia Nacional para la Igualdad, Inclusión y la Participación del Pueblo Gitano 2021-2030, según los objetivos marcados como prioritarios por el Marco de programación 2021-2030 europeo para la Igualdad, la Inclusión y la Participación de la Población Gitana y la Agenda 2030. Esta estrategia además, está alineada con el Plan de Acción Antirracismo de la Unión Europea (2020-2025), con la Estrategia de la Unión Europea sobre los Derechos de las Víctimas 2020-2025 y con la estrategia de la Unión Europea para la Igualdad de Género y ha sido elaborada con la participación de todos los actores implicados (Administración General del Estado, comunidades autónomas, entidades locales, Movimiento Asociativo Gitano y academia).

La aprobación de esta estrategia responde al compromiso del Gobierno de España con la cohesión y el progreso social, prestando especial atención a las personas en situación de pobreza o exclusión social, como es en este caso un porcentaje muy alto de la población gitana.

Así mismo, consolida las acciones que se venían realizando en los ámbitos de educación, empleo, salud y vivienda, pero también incide en las áreas de la inclusión social, la igualdad y la participación. Tiene un enfoque transversal de la perspectiva de género y considera la diversidad dentro de la población gitana, además de ampliar el alcance, incluyendo la lucha contra la discriminación y el antigitanismo.

Este documento ya ha sido elevado a la Comisión Europea, una vez se aprobó por el Consejo de Ministros, el pasado 2 de noviembre de 2021.

 Estructura y perfiles prioritarios:

Siguiendo las directrices del Marco Europeo, la estrategia se estructura en 3 ejes, 9 líneas estratégicas y 29 objetivos específicos:

  •      El primer eje es el de inclusión social, que aborda las líneas estratégicas de educación, empleo, vivienda y servicios esenciales, salud y pobreza, exclusión social y brecha digital.
  •      El segundo eje, de igualdad de oportunidades y no discriminación, corresponde a las líneas de actuación de antigitanismo y no discriminación, igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia hacia las mujeres, y fomento y reconocimiento de la cultura gitana.
  •      El tercer eje, de participación y empoderamiento, corresponde a la participación de la población gitana y del movimiento asociativo gitano.

Así mismo, se priorizarán los siguientes perfiles: mujeres, infancia y ciudadanos y migrantes europeos en movimiento.

Implementación, evaluación y seguimiento:

La Estrategia se materializará en dos planes operativos, el primero de ellos  estará vigente para el periodo 2021-2026, y el segundo comprenderá los años 2027-2030.
Para conocer el impacto de la estrategia entre las personas gitanas, se garantizará un adecuado seguimiento y evaluación de la estrategia a través de la elaboración de los informes anuales de implementación, de los bianuales que se envíen a la Comisión Europea y de las evaluaciones intermedia y final previstas en 2027 y 2030, respectivamente. Se evaluarán las actuaciones establecidas a través de unos indicadores seleccionados siguiendo las indicaciones de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE (FRA).

Gobernanza:

La gobernanza de la Estrategia es fundamental para garantizar su implementación y una correcta coordinación y participación de los actores públicos y privados. En este sentido, esta estrategia aspira a reforzar y mejorar los mecanismos ya existentes al respecto.

Este sistema de gobernanza se va a reforzar a todos los niveles, tanto a nivel administrativo, reforzando los mecanismos de cooperación, así como los sistemas de información, tanto con los ministerios implicados como con las administraciones autonómica y local.
Por otro lado, se trata de reforzar los mecanismos de trabajo ya establecidos con el movimiento asociativo gitano y sus entidades.

Financiación:

Desde la Administración General del Estado el Plan de Desarrollo Gitano ha visto incrementada la dotación estatal en 2021 en más del 264% (pasando de 412.500 € a 1.502.500 €), con la finalidad de atender las necesidades de las personas gitanas más desfavorecidas y promover el desarrollo de la población gitana, en el marco de los compromisos asumidos por el Gobierno en esta Estrategia Nacional. Los proyectos dentro de este plan son promovidos y gestionados por las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y de Melilla, las corporaciones locales y los entes públicos de carácter local sujetos a cofinanciación. Las comunidades autónomas deberán aportar al menos 2/3 de lo que aporta el Ministerio.

 


 

La Estrategia Nacional para la Igualdad, Inclusión y Participación del Pueblo Gitano 2021-2030, prevé la elaboración de dos planes operativos en los que se articularán y concretarán las medidas a implementar para alcanzar los objetivos de la misma.

Este primer Plan Operativo, además de concretar actuaciones para el cumplimiento de los objetivos y medidas definidos por la propia Estrategia Nacional para la Igualdad, Inclusión y Participación del Pueblo Gitano 2021-2030, establece los marcos de trabajo a seguir, por las distintas administraciones y, en concreto, por la Administración General del Estado.

El Plan Operativo 2023-2026 Fitxategia pdf.  Leiho berri batean irekiko da. sigue la estructura de la Estrategia que se articula en base a 3 ejes, 9 líneas estratégicas y 29 objetivos definidos a partir de los compromisos de cada departamento ministerial de la Administración General del Estado, teniendo en cuenta las aportaciones del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, las recomendaciones del nuevo Marco Europeo para la Igualdad, la Inclusión y la Participación de la Población Gitana y el diagnóstico de necesidades y retos que persisten en las políticas dirigidas a este sector de la población en España.

Las medidas y acciones definidas en este Plan Operativo están diseñadas para conseguir los objetivos marcados en la Estrategia a medio (2026) y largo plazo (2030), a través de una serie de indicadores ligados a cada uno de los objetivos para medir el grado de progreso en la implementación de la misma. Estos indicadores se han definido de acuerdo al set de indicadores establecido por la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la UE. El grado de cumplimiento de cada uno de los objetivos se determinará en las evaluaciones intermedia en 2026 y final en el 2030.